Actualidad

Comer pescado es invertir en salud

12/03/2019 Barea


Valor nutricional del bacalao

El pescado es un alimento tan rico en proteínas como la carne, destaca por su contenido en minerales y vitaminas y es una fuente clave de Omega-3. Estos rasgos hacen del pescado un elemento básico en una dieta sana y equilibrada. Estamos ante un aliado fundamental para la prevención de graves enfermedades.

El carácter saludable del pescado contrasta con el descenso de su consumo en España. El consumo doméstico de pescado en nuestro país se ha reducido progresivamente en los últimos ocho años. Así lo expone el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en su último ‘Informe anual de consumo alimentario’. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) recomiendan tomar pescado 2 o 3 veces a la semana. Hablamos de una ingesta total de entre 300 y 450 gramos.

Valor nutricional del pescado

Estas recomendaciones se deben al elevado valor nutricional del pescado. Destaca por su bajo contenido calórico y por sus proteínas de alto valor biológico, que contienen todos los aminoácidos esenciales para el organismo. Esta combinación hace del pescado un elemento indispensable para perder peso sin disminuir nuestro nivel nutricional. Igualmente, sirve para prevenir enfermedades comunes como la cardiopatía isquémica y los accidentes cerebrovasculares. Se trata de dos de las principales causas de defunción en el mundo.

El pescado también contribuye a evitar enfermedades relacionadas con el corazón como la hipertensión, trombosis o arterosclerosis. Este potencial radica, en buena parte, en su contenido de ácidos grasos poliinsaturados de la familia Omega-3. También muy importantes en el desarrollo neurológico de lactantes. Por ello, la Fundación Española del Corazón (FEC) recomienda consumir un mínimo de 3 gramos diarios de estas grasas saludables. Esta sugerencia equivale a comer pescado azul tres veces por semana.

Otra interesante característica de pescados y mariscos es su aportación de minerales –calcio y yodo- y de vitaminas. Los productos pesqueros son una rica fuente natural de vitaminas. Por ejemplo del grupo B (B1, B2, B3 y B12) y vitaminas liposolubles, como la A y la D y, en menor medida, la E. Por ello, el consumo de pescado contribuye a prevenir enfermedades degenerativas, como la artritis reumatoide o la diabetes. Además reduce el riesgo de cáncer de mama, próstata, páncreas y colon.

Si todas estas ventajas aún no te han seducido debes saber que además se trata de un alimento fácil de digerir. El pescado contiene una proporción de colágeno inferior a la carne, por lo que resulta más tierno y digerible.

Como muestra, el caso del bacalao

El bacalao tiene un contenido en grasa menor al 3% y no contiene carbohidratos. Una ración de bacalao contiene la ingesta diaria recomendada de Omega-3. Esta grasa facilita el almacenamiento de glóbulos rojos, fortalece el sistema inmune y ayuda a regular el metabolismo.

Aquí te ofrecemos recetas para lograr inolvidables platos de bacalao según tu gusto.