Actualidad

¿Cómo mantener los alimentos correctamente en el frigorífico?

01/07/2021 Barea


El verano se convierte en un momento clave para plantearnos si estamos realizando una buena conservación de los alimentos. Si durante todo el año debemos hacer un buen uso del frigorífico, los meses de altas temperaturas debemos prestar mayor atención.

Tips para mantener los alimentos correctamente

  • Temperatura: La cadena de frío de los alimentos es algo fundamental ya que si se rompe pueden aparecer microbios. Por ello debemos evitar períodos amplios de tiempo desde que compramos los alimentos hasta que los guardamos en el frigorífico y sobre todo tener la temperatura del mismo entre 0 y 5 grados.
  • Limpieza: Los restos o residuos que puedan quedar en el frigorífico pueden suponer un foco de bacterias. Para evitar esto es necesario limpiar al momento si se produce algún derrame y hacer un limpieza semanal. Elimina aquellos productos en mal estado y evita así la contaminación cruzada.

Si hemos seguido estos pasos, ahora debemos saber que cada sección de nuestro frigorífico posee unas cualidades concretas. Estas se adaptan a los distintos productos y favorecen a su conservación.  Además la temperatura es gradual, siendo la más fría la parte baja. Veamos qué poner en cada zona:

  • Cajones: Es el espacio idóneo para frutas y verduras, alejándolas del contacto con el resto de productos o que se puedan dañar. Es recomendable no lavar estos productos evitando así el exceso de humedad que puede acelerar su deterioro.
  • Puerta: Aquí encontramos el lugar más cálido y a diferencia de lo que habitualmente se cree, no debemos poner aquí la leche ya que debe guardarse en una zona fría y de lo contrario debe consumirse en un plazo inferior a tres días. Es el sitio perfecto para zumos, salsas, hierbas aromáticas o huevos.
  • Zona baja: es el punto más frío y por tanto en el que debemos situar alimentos perecederos y frescos como carnes y pescados sin cocinar, y que no estén más de tres días o frutas y verduras en el caso de que no haya cajón o espacio en el mismo.
  • Zona media: aquí podremos colocar productos como embutidos, conservas, lácteos o comidas preparadas.
  • Zona alta: cuenta con una mayor temperatura y por tanto depositaremos alimentos que no necesiten mucho frío como tarros, latas o envases abiertos.