Actualidad

Por qué comprar pescados y mariscos congelados en España

15/10/2017 admin


Pescados y mariscos congelados. España ha sido desde siempre un país pesquero. Y es que estamos rodeados de mar, lo que nos ha hecho ser pioneros en dicha actividad. Asimismo, esta tradición nos ha convertido en uno de los países más relevantes en cuanto a compra de pescados y mariscos.

Además, la geografía nos sitúa en un lugar estratégico para que mundialmente se deseen nuestros productos marítimos, pues contamos con un rico ecosistema de amplia variedad de especies propias de la gastronomía mediterránea.

A pesar de ello, no todo el mundo tiene la posibilidad de poder desplazarse para conseguir el pescado fresco, así que gran parte de la venta se realiza a partir de pescados y mariscos congelados. Desde BAREA GRUPO te queremos desmontar todos los mitos que rodean a la compra de productos refrigerados.

Ventajas de comprar pescados y mariscos congelados

Cuando tenemos un negocio, ya sea un restaurante, un pequeño bar de tapas, una tienda de barrio o un gran supermercado, necesitamos que los productos que ofrecemos a nuestros clientes se encuentren en perfecto estado. Si decidiéramos mantenerlos frescos sería una misión casi imposible, pues tienden a degradarse rápidamente. Por ello que es muy importante mantenerlos congelados para que no pierdan ni un ápice de sus cualidades.

Además, cuentan con la ventaja de ser alimentos que podemos tenerlos durante todo el año aunque estén fuera de temporada. Por tanto, nuestra carta o lineal no tendrá por qué alterarse según la época en la que nos encontremos.

Por otro lado, si se mantiene correctamente la cadena de frío, conseguiremos que nuestro producto mantenga su frescura y todas sus cualidades de sabor y textura, entre otras. Junto a ello, su valor nutritivo tampoco se ve alterado, por lo que su consumo será igual de bueno para la salud que si se consumen frescos.

Pero sus beneficios no acaban aquí, ya que al conseguir que la congelación permite salvaguardar la salud de numerosos microorganismos y bacterias que afectan al pescado fresco, por ejemplo.

Por tantas ventajas, la venta de pescados y mariscos congelados no deja de crecer. Por su parte la congelación es la técnica de conservación más utilizada y efectiva. Por tanto, si tienes un negocio que necesite de estos productos, puedes contar con nosotros como tu mayorista de confianza.

Imagen: Pixabay