Actualidad

¿Cómo de controlados están los comedores escolares?

16/09/2015 admin


La alimentación de los más pequeños de la casa es una cuestión de suma relevancia para los padres, sobre todo cuando se escapa de su control porque los menores tienen que comer en los comedores escolares.

Es muy importante informarse sobre la empresa que se encargará de elaborar los menús. De esta manera se obtendrán referencias muy útiles. También se debe prestar atención para que se elabore una dieta equilibrada, así como que se confié en distribuidores de alimentación de confianza como BAREA GRUPO. En nuestros cash se pueden encontrar miles de referencias, de ahí la facilidad de elaborar menús saludables a partir de nuestros productos.

No obstante, el Consejo General de Dietistas-Nutricionistas, aprovechando el inicio del nuevo curso escolar, ha manifestado su preocupación por el escaso control que la Administración ejerce en los comedores escolares de toda España. “Se debe educar en salud, edificar una sociedad sana y prevenir enfermedades”, señala la entidad en un comunicado de prensa.

La presidenta de este Consejo, Alma Palau, apunta que los pliegos de condiciones de los comedores escolares los marca cada comunidad autónoma. Asimismo hace referencia a la crisis económica, pues ha afectado a la hora de decidir los menús “porque había que cuadrar las cuentas”. Por este y otros motivos el órgano de representación nacional de los dietistas y los nutricionistas insta a los gobiernos a aumentar la supervisión de las empresas encargadas de la alimentación de los niños y niñas en los comedores escolares.

¿Pescado fresco o congelado?

En cuanto a la elección entre productos frescos o congelados, Yolanda Sala, dietista-nutricionista experta en restauración colectiva, afirma que “muchas veces los padres exigen que el pescado sea fresco y tengo que explicarles que éste suele ser pequeño y se adapta difícilmente a la oferta de la distribución de alimentos escolares debido a su manipulación más complicada. En cambio uno congelado y sin espinas se puede adecuar mejor a las necesidades comestibles de los escolares más pequeños”.

En definitiva, hay que enfrentarse a las necesidades individuales y colectivas de cada grupo de niños y niñas y adaptarse a ellos.

 

Fuente: Diario de Gastronomía

Imagen: Gastropekes