Actualidad

Desmintiendo mitos sobre los alimentos congelados

24/02/2020 Barea


Los mitos sobre los alimentos congelados se han transmitido desde siempre con el boca a boca, pero… ¿sabemos si realmente son verdad? Hoy desde Barea Grupo vamos a analizar estos mitos y desmontarlos con evidencias científicas.

¿Alguna vez te has preguntado qué alimentos se pueden congelar y cuáles no? Hay muchas opiniones dispares respecto a este tema, al igual que en el modo de congelarlos. Es recomendable que la congelación llegue lo más rápido posible al interior del alimento, por eso es conveniente corta los alimentos en pequeñas porciones para que llegue lo más rápido posible. También es básico utilizar recipientes o bolsas herméticas.

Según la Agencia Española de Consumo, nunca debemos congelar un alimento que ya se ha congelado, a no ser que se cocine antes de volver a congelarlo de nuevo. Si vamos a comer pescado crudo debemos tener mucho cuidado con el Anisakis, por lo tanto debemos congelar el pescado a -20º durante 5 días antes de consumirlo crudo, si nuestro congelador no puede alcanzar esta temperatura lo recomendable es comprar el pescado directamente congelado.

Tampoco podemos congelar los alimentos eternamente en el congelador, es cierto que se alarga la vida de los alimentos pero no es eterno, estos son los tiempos máximos que pueden durar los alimentos en perfectas condiciones:

Los cortes de carne con hueso, como por ejemplo las chuletas se pueden conservar entre 4 y 6 meses, el pollo y otro tipo de aves hasta 1 año, el pescado hasta 4 meses, el marisco fresco hasta 1 año y el cocido 3 meses. El pan es otro alimento que puede durar 2 meses en el congelador. Este tiempo de congelación siempre puede variar dependiendo del envase, la temperatura o la humedad. Además, es muy recomendable apuntar la fecha de congelación en el recipiente cuando lo metemos en el cogelador.

Y llegamos a la gran incógnita… ¿qué alimentos podemos congelar y cuáles no?

Alimentos que podemos congelar

  • Huevos batidos con un pellizco de sal para que no se formen grumos al descongelarlo.
  • Ajo y Cebolla picados pero siempre en bolsas herméticas.
  • Hierbas y especias deben congelarse limpias, secas y sumergidas en aceite, así cuando las quieras usar solo tendrás que echarlas directamente a la sartén.
  • Harina, si no la vamos a utilizar en mucho tiempo también podemos congelarlas.

Alimentos que no podemos congelar

Huevos cocidos o con cáscara, lechugas u otras hojas finas, queso crema, mayonesa, patatas, aliños y aderezos para ensaladas, tomates, yogures, quesos y lácteos y pescado muy graso.

¿Cómo debemos descongelar la comida?

Debemos evitar las prisas y siempre descongelar los alimentos en la nevera, es mucho más lento pero también es mucho más seguro. Hay algunas excepciones como son los purés y los caldos, los cuales se pueden calentar directamente en la olla cuando los saquemos del congelador. Una recomendación, si se va la luz y el frigorífico supera la temperatura de más de 4º durante 2 horas, debemos tirar todos los alimentos aunque creamos que están en buen estado.