Actualidad

En Barea Grupo, llevamos la hostelería en nuestro ADN

28/05/2020 Barea


Desde 1949 dando servicio a los bares y restaurantes de Sevilla.

Después de unos meses de parada por la crisis del Covid-19, los bares y restaurantes de Sevilla comienzan a recuperar la “normalidad”. Abren sus puertas y, observando todas las medidas de seguridad, empiezan a recibir a sus añorados clientes.

La de barista u hostelero es una de las profesiones más sacrificadas. Además, la crisis de Covid-19 ha golpeado al sector de la hostelería con más fuerza si cabe. Pero si de algo saben los baristas y hosteleros es de trabajo, esfuerzo y tesón para sacar su negocio adelante. Desde Barea Grupo queremos rendir homenaje al sector, al que nos sentimos muy unido desde 1949 y especialmente a sus profesionales. El propio fundador, Manuel Barea Ginés expresó en numerosas ocasiones, después de muchos años de experiencia y de su confianza ciega en el ser humano, que “la base de la empresa radicaba en las personas”.

Los orígenes del Grupo

En 1949 y después de haber pasado por varias ubicaciones con la tienda generalista, Manuel Barea Ginés abre el primer establecimiento mayorista en la plaza de la Encarnación nº 16 de Sevilla. La especialización, que ya había iniciado con los embutidos, será de nuevo la clave de su éxito. Esta vez el bacalao es el producto estrella. Comienza a trabajar de la mano de la firma Trueba y Pardo, que se convierte en una seña de identidad de Barea. Con el crecimiento y cambio de planteamiento de la ciudad, tiene que trasladar los almacenes a la Calle Escuelas Pías nº 5, donde dispone ya de unas instalaciones de 300 metros cuadrados.

Viendo la capacidad de crecimiento que tenía el producto en la ciudad, en 1958 ya se instala el primer taller de elaboración de bacalao, siendo Barea pionero en la transformación y envasado del producto en varios formatos.

En 1963, Manuel Barea Ginés, siguiendo en su línea de visión empresarial, intuye el tremendo auge que iba a tener el pescado y marisco congelado y será el primer mayorista que se instale en el antiguo mercado del Barranco. Desde ahí, en turno de noche, venderá congelados al canal de pescadería y restauración.
En ese mismo año, dado que las instalaciones vuelven a quedarse pequeñas, se traslada el almacén de mayoristas a otro de 600 metros cuadrados en la Calle Macarena. Y en solo diez años, al Polígono Industrial Carretera Amarilla, a una capacidad de 4.300 metros cuadrados.

Consolidación y crecimiento en la década de los 80

Es a principios de la década de los 80 cuando se crea la Sociedad Cash Barea, S.A. y se inaugura el primer Cash & Carry en Sevilla, lo que consolida la posición estratégica del grupo y afianza la unión de Barea con la hostelería y la restauración. Después del de Sevilla, vendrían el de Huelva y el de Extremadura. Desde entonces, esta línea de negocio no ha dejado de crecer, en metros cuadrados de instalaciones y en las referencias ofrecidas.

El trato mayorista con el cliente ha sido siempre seña de identidad de Barea, así como la apuesta por la división de pescado y marisco congelado y productos refrigerados, por eso, en la década de los 90 se ponen en marcha delegaciones propias en Merca- Córdoba y Merca- Málaga y ya en el año 2000, en Merca- Jerez.

El último hito de la apuesta empresarial por dar respuesta a las necesidades de los clientes lo determina la creación de distintas marcas propias para una variedad amplia de productos. Con éstas, se ofrecen productos de calidad a precios inigualables.

Por todo ello, en momentos tan duros e inciertos para los bares y restaurantes, en Barea Grupo apoyamos más que nunca a un sector que nos ha hecho crecer y ser parte importante de lo que somos hoy día.

Dando las gracias de corazón, como haría Manuel Barea Ginés y ofreciendo lo que tenemos, los mejores productos, a los mejores precios. Por eso, para ayudar a los baristas y restauradores a que la vuelta les cueste menos, lanzamos la Operación Barea, con importantes descuentos de los productos habituales.

#GraciasHosteleros

#OperaciónBARea.