Actualidad

Guía para cortar bien un jamón

11/12/2019 Barea


El jamón es uno de los productos estrella de la Navidad. Pocas son las casas en las que no se saborea este exquisito manjar ibérico. Y uno de sus secretos es el corte. Pero ¿realmente sabemos cómo hacerlo de la forma correcta? En este artículo os vamos a dar algunos consejos para que os convirtáis en expertos cortadores y recibáis las felicitaciones de vuestros invitados y comensales.

Empecemos por lo básico, que nos es otra cosa que la elección de un buen jamón. Ante todo y según los expertos debe estar bien curado. Hay un truco bien sencillo que os permitirá detectar si la curación es la ideal. Si el jamón está en su punto perfecto de curación podrás hundir ligeramente el dedo y en seguida notarás que está duro. Barea Grupo ofrece un amplio surtido de jamones y paletas ibéricas con toda las garantías de su marca Cumbre Ibérica que podrás adquirir tanto en sus cash & carry como en su tienda gourmet.

Una vez que tengamos en nuestras manos la pieza, que habremos desenvuelto y aireado al llegar a casa, el siguiente paso es colocarla en un soporte adecuado, bien ajustada para que no se mueva durante el corte. Y todo en un lugar amplio que propicie libertad de movimientos y que no ponga en peligro ni a ti ni a los que te rodean. Si creemos que consumiremos el jamón en un solo día porque tenemos una reunión o fiesta, lo aconsejable es colocar la pata con la pezuña hacia arriba para comenzar a cortar por la maza o parte más tierna y jugosa del jamón. Si, por el contrario, vamos a ir cortándolo de forma ocasional, lo colocaremos al contrario evitando que la maza se reseque.

Es ahora cuando los cuchillos “entran en acción”, algo que no hay que tomar a la ligera. Hay que disponer de un cuchillo jamonero, otro para retirar la corteza y una puntilla que nos ayudará a separar el jamón del hueso. Si hablamos de materiales, el acero inoxidable es la elección más popular. Y todo debe estar muy bien afilado, ya que así cortarás con menos esfuerzo y sin deslizamientos imprevistos. ¿El resultado? Lonchas finas y regulares. Si no tienes el material adecuado estás a tiempo de acercarte hasta la tienda especializada de Barea Grupo, en donde podrás encontrar menaje de cocina y hostelería de alta gama de la prestigiosa marca WMF.

Con todo ya preparado es importante centrarnos en el jamón, pero sin olvidarnos de las manos. Ten en cuenta la dirección de corte del jamón y evita poner tu mano. Quitaremos la corteza y la grasa más oxidada –amarillenta– con el cuchillo de hoja corta, hasta que aparezca la grasa más blanca. En ese momento, haremos un corte vertical a unos siete centímetros de la pezuña que servirá de tope al corte horizontal de las lonchas. Y ya estaremos preparados para, con mucha paciencia, ir cortando nuestro jamón.

Y una vez empezado el jamón ¿sabemos cómo conservarlo para preservar sus sabores y aromas el mayor tiempo posible? No te preocupes que aquí te dejamos también algunas claves:

  • Mantenerlo en un lugar fresco y seco, con una temperatura en torno a los 10-15 grados y alejado de fuentes de calor y de luz directa.

  • Al ser un producto orgánico no debe ser envuelto ni con plástico ni otros materiales, ya que así no le estamos permitiendo respirar.

  • Una práctica habitual es poner tocino encima de la parte cortada, con esto conseguimos evitar que el jamón entre en contacto con el aire, retrasando la oxidación de la superficie del corte.

Esperando que este artículo os haya sido útil, solo nos queda desearos que disfrutéis en familia y con los amigos de ese magnífico jamón que habéis conseguido cortar. Y si es de #BareaGrupo mucho mejor ¡Felices fiestas!