Actualidad

Al reservar en un restaurante y no acudir, ocurre esto…

18/07/2016 admin


El hecho de reservar en un restaurante y luego no acudir a la cita se conoce internacionalmente como “no-show” y puede ser un verdadero contratiempo para los negocios hosteleros. Aunque en España solo afecta al 4% de las reservas, cuando se produce daña de manera importante las previsiones de los establecimientos.

El desperdicio de comida, las pérdidas económicas y la desorganización del servicio son consecuencias directas de esta práctica. Situación a la que tienen que hacer frente, desgraciadamente, los restaurantes día a día.

Algunos factores que favorecen el aumento de los “no-shows” pueden ser el ritmo frenético de vida al que estamos sometidos, que nos quita tiempo para disfrutar o para acordarnos de anular una reserva; la defensa total del consumidor, un concepto ya anticuado que cree que el consumidor es el que manda y está por encima del trabajador; y, por último, una falta de respeto y compromiso hacia los establecimientos de servicios.

Si vas a reservar en un restaurante y no asistes, avisa al negocio

En el caso de que un restaurante tenga numerosos clientes de paso, la cancelación de reservas se compensa más fácilmente, evitando problemas en el desarrollo del servicio o el volumen de negocio. Sin embargo, si un restaurante funciona fundamentalmente bajo reservas, le costará mucho más ocupar esa mesa que se ha quedado libre.

Una de las razones por las que un cliente no hace acto de presencia en la reserva es la realización de varias reservas y la elección de solo una de ellas, ignorando a las restantes e incluso sin cancelarlas previamente. Otra de las razones (más comprensible) es un problema de última hora que evita cumplir con la misma. Por otro lado, en un 18% de los casos, se encuentran los clientes que se olvidan completamente de que hicieron una reserva sin justificación alguna.

En definitiva, si vamos a reservar en un restaurante y por cualquier razón luego no podemos asistir, debemos avisar para cancelarla; así evitaremos causar problemas y contratiempos al negocio.

 

Fuente: Diario de Gastronomía

Imagen: Tiverium