Actualidad

Tres postres caseros para preparar con niños en verano

02/07/2019 Barea


helado de fresa

Brazo gitano de chocolate, helado de fresa y polo de vainilla, tres propuestas para calmar los rigores del verano en un hogar con niños.

Con el termómetro subiendo y las vacaciones escolares a pleno rendimiento es momento de tirar de imaginación. Hoy recomendamos una fórmula para paliar los efectos de ambas circunstancias: preparar helados caseros con los niños de la casa. Esperamos que la tarea resulte divertida, refrescante y saludable.

Lo primero de todo es aprovisionarse de los ingredientes necesarios para cada postre. Para ello te sugerimos acercarte a un buen cash de alimentación. En Barea Grupo ponemos a tu disposición almacenes al por mayor con cash en Sevilla, Huelva y Almendralejo, además de una tienda especializada con productos gourmets para los paladares más exigentes.

Brazo gitano de chocolate

El brazo gitano de chocolate o swiss roll es un viaje a nuestra infancia y un bocado irresistible para la mayoría de los mortales. Su textura esponjosa y fresca unida al sabor de un buen chocolate suponen un punto y aparte en las tardes de verano. Aquí te proponemos una fácil y deliciosa variante a base de galletas, sin bizcocho. Toma nota.

Ingredientes:

– 500 g de galletas tipo maría
– 1 huevo
– 100 g de azúcar
– 250 g de mantequilla
– Un tableta de chocolate negro para repostería (200 g)
– Leche
– Pequeños trozos de chocolate coloreados (como elemento decorativo)
– Azúcar en polvo

Preparación:

Empezamos esta sencilla receta mezclando en un bol azúcar, la mantequilla y la yema del huevo. La azúcar glass nos ayudará a obtener una textura más suave. Con todo ello haremos una mezcla homogénea. A continuación agregaremos a la crema el chocolate negro fundido. El resultado debe ser una masa de chocolate uniforme con la que cubriremos nuestro brazo de galletas.

Entretanto iremos bañando nuestras galletas en un plato o recipiente con leche en un punto que hayan absorbido leche pero no tanta como para desmoronarse. Después llegará la parte más divertida y que más jaleo formará en tu cocina si esos niños son simplemente niños. Deberemos utilizar la masa de chocolate para unir las galletas entre sí. Con esas galletas pertinentemente achocolatadas y unidas conformaremos poco a poco nuestro sensacional brazo gitano.

Con la crema de chocolate sobrante cubriremos el brazo por encima y por los laterales. Por último, le daremos un toque decorativo a base de pequeños trocitos de colores y azúcar en polvo o con cualquier otro elemento que prefieras. El coco rallado o los trozos de frutas son otros recursos habituales. Ya solo resta esperar que se enfríe y deleitarnos.

Helado de fresa

El helado de fresa es otro clásico del verano. Compartimos una sencilla y rápida receta con la que conquistar a pequeños y mayores con un postre exquisito.

Ingredientes (para 4 personas):

– 500 g de fresas frescas
– Un elemento graso y cremoso, por ejemplo yogur griego, 250 g.

Preparación:

Tras limpiar las fresas las llevaremos en un recipiente al congelador, es preciso congelarlas por completo por lo que se necesitarán varias horas.

Después juntaremos en un vaso las fresas y el yogur y lo batiremos todo al gusto. Se recomienda dejar algunos trocitos enteros de fruta para lograr una textura más natural. En cualquier caso deberemos dejar de triturar cuando obtengamos una textura cremosa, evitando que sea más líquida.

En este momento es pertinente probarlo y añadir azúcar glass o leche condensada si nos gusta más dulce. A continuación lo pondremos en un bol y lo serviremos. El punto ideal será cuando el helado esté recién hecho aunque puede conservarse en congelador, si bien, conviene sacarlo del congelador un poco antes de consumirlo para no tomarlo demasiado duro.

Polo de melocotón

La última opción refrescante que proponemos hoy es el polo de melocotón. Otra fácil receta que, como en el caso del helado, podemos aplicar a otras frutas y sabores.

Ingredientes (para 4 personas):

– 500 g de melocotones
– Agua
– Azúcar

Preparación:

En primer lugar pelamos y lavamos los melocotones, tras retirar el hueso. A continuación elaboraremos almíbar. En un recipiente colocamos agua, azúcar y un poco de zumo de limón y calentamos hasta cocer a fuego medio unos ocho minutos. Luego dejaremos que se enfríe.

Con el almíbar frío añadimos los trozos de melocotón y un poco de azúcar según nuestro gusto. Es tiempo ahora de triturar hasta alcanzar una textura que se asemeje al puré. Después solo tendremos que dejar que se enfríe y se espese y entonces rellenaremos los moldes y les colocamos sendos palos para que cuando se congelen tengamos nuestro polo perfecto.